De paseo por el Cementerio General

Su historia

La actual ubicación de este Cementerio data de 1862. En los orígenes de San José, era costumbre que al lado de las iglesias un jardín panteón era el cementerio. El primer cementerio de la capital estuvo donde hoy se ubica Scaglietti, detrás del Banco Central. Al trasladarse la ermita alvlugar de la actual Catedral Metropolitana, el costado norte, se dedicó a cementerio. Posteriormente, las autoridades solicitaban que los cementerios estuvieran fuera del centro poblacional por razones de salubridad.

En San José se traslada en el primer gobierno de José María Castro Madriz al costado sur del Hospital San Juan de Dios. El problema de esta ubicación era el terreno cenagoso, que hacía que se descompusieran los cuerpos; y con el paso de una quebrada cercana el problema se complicaba. Entonces Juan Rafael Mora en 1856 plantea pasar el cementerio al terreno actual secto, pero es hasta 1862 que se trasladan los restos.

 

Su valor cultural

Las nueve hectáreas que se dedicaron al reposo eterno, hoy guardan una cantidad asombrosa de esculturas en mármol, muchas traídas del extranjero y otras más elaboradas por artistas nacionales. Representaciones de ángeles, santos y otros personajes, así como mausoleos completos que son dignos de admiración.

Aquí se encuentran algunas de las mejores esculturas del país en bronce, mármol y piedra de artistas costarricenses representativos de mitad del siglo XIX y principios del XX. Muchas fueron hechas por Manuel Villalta y por su hijo Arnoldo Villalta quien también fue enterrado allí en 1965. Su tumba tiene una escultura traída de Italia, titulada El Reposo del Artista, creada por Leonin Tomassi.

A quienes les atrapa la arquitectura encontrarán varias obras interesantes, como una tumba/pirámide o el mausoleo de estilo bizantino.

En el 2009 Carlos Manuel Zamora Hernández y Santiago Quesada Vanegas, asesorados por la arquitecta Ileana Vives Luque, publicaron un catálogo del Cementerio General que contiene un mapa con la ubicación exacta de cada uno de los puntos considerados por sus autores como relevantes en el cementerio. Con esto pretendían impulsar, como se hace en otros países, la visita al Cementerio General para descubrir su riqueza cultural. Así quien quiera realizar una visita autoguiada, lo puede hacer.

¿Y quiénes descansan ahí?

Entre los restos que reposan aquí hay veintidós expresidentes y jefes de estado, sobresale el busto de Juan Rafael Mora sobre su lápida.

Además aquí descansa el Dr. Moreno Cañas, a quien se le han atribuido milagros después de haber muerto asesinado a la edad de 48, truncando una prometedora carrera médica y política. Su lápida siempre tiene flores, gracias a cientos de visitantes que lo recuerdan con cariño.

También se encuentran las tumbas de los más renombrados escritores costarricenses como Joaquín Gutiérrez, Aquileo J. Echeverría, Carmen Lyra y Yolanda Oreamuno.

¿Qué no hay que perderse?

La más famosa
Quizás la tumba más famosa, por las  historias que se han tejido a su alrededor una hermosa bóveda gris con vitrales y flores de metal, bajo los cuales se encuentra una de las mejores obras del escultor venezolano Floy Palacios. Es una escultura de una mujer en vestido de novia, reposando en su sueño eterno. Aquí descansa Luisa Otoya, quien murió de una pulmonía a los 36 años. Su esposo, el noble austríaco Antonio Amerling, mandó a fabricar tan singular escultura que hoy se conoce como «La tumba de la Novia».

La más extravagante
Desde afuera en la Avenida 10, los peatones y los conductores desde sus carros no pueden contenerse de mirar una enorme tumba negra en forma de pirámide. A la derecha de su entrada se encuentra una esfinge y a su izquierda la protege un ángel.

La más bella
Según los mismos panteoneros la que recibe el premio de la más bella, es la tumba de la familia Terán Ferrer. Encima de esta lápida se encuentran dos ángeles blancos de dimensiones enormes. Su posición produce la sensación de estar a punto de volar al cielo al mismo tiempo que elevan juntos el cuerpo de una hermosa mujer entre sus brazos.

De cementerio a museo

Un proyecto para habilitar un museo en el Cementerio General de San José fue el ganador del certamen Salvemos nuestro patrimonio histórico arquitectónico 2014. Esto permitiría abrir a todos los habitantes y visitantes tan rico legado cultural.

Ahora sí, ¿cuántos se animan a hacerle una visita turística al cementerio?

Fuentes:

http://www.costaricaexplorerguide.com/php/editorial.php?idm=1&editorial=163&dfpanel=0&menu=3

http://www.teletica.com/Noticias/1769-Exploremos-la-riqueza-historica-del-Cementerio-General-de-San-Jose.note.aspx

http://wvw.nacion.com/proa/2009/noviembre/01/proa2138555.html
http://www.nacion.com/vivir/patrimonio/Cementerio-General-San-Jose-convertirse_0_1424457672.html

Categorías

Síguenos